domingo, 1 de julio de 2012

Reseña Si no Despierto

Hola ^^ Ya sé que llevo un par de días sin postear, pero me ha pasado algo que creo todos comprenderéis: ¿Sabéis lo que ocurre cuando un libro es tan, pero tan bueno, que no quieres despegarte de él en ningún minuto? ¿Cuando sólo quieres leer, leer y leer, y nada más que leer? Eso me ha pasado a mí. Entre releerme un poco por encima los capítulos clave de El Don, de Alison Croggon y después leer El Enigma, su segunda parte, no he hecho casi nada más. Hacía mucho que un libro no me enganchaba tanto, y la sensación ha sido tan increíble como la recordaba. Ha sido una lectura muy satisfactoria, pero tan intensa que creo que me daré un descanso antes de coger El Cuervo. Pero ya he vuelto, así que lo primero que voy a hacer es dejaros mi primera reseña pendiente: Si no Despierto, de Lauren Oliver.


Título: Si no Despierto.

Colección: Tomo único.

Autor: Lauren Oliver.

Editorial: SM.



Encuadernación: Tapa blanda con sobrecubierta, y la edición es PRECIOSA, la portada, las solapas, las flores, TODO. La traducción también está muy bien hecha, así que sólo me queda felicitar a SM.

Sinopsis:
Imagina que solo te queda un día de vida ¿Qué harías? ¿A quién besarías? ¿Hasta dónde llegarías para librarte de morir?
Samantha Kingston está a punto de averiguarlo: el viernes 12 de febrero será su último día. O, mejor dicho, sus últimos siete días, porque todo va a repetirse una y otra vez hasta que se dé cuenta de que cambiar las cosas... Está en su mano.

Reseña:

Si No Despierto es un libro singular, en el buen sentido. Para comenzar, es auto conclusivo, lo que hoy en día equivale a un libro raro. Además, está sorprendentemente bien escrito considerando que es el debut de una autora, con unos personajes tan reales y situaciones tan normales que asusta.

El libro narra la historia de Sam Kingston. Una chica que pasó a ser la friki de clase a una chica del grupo de las ultra populares gracias a que un día consiguió congeniar con Lindsay, una chica que tiene tanto de popular como de cruel. Así, un par de años después, es una chica de diecisiete años a la que la popularidad, las fiestas y la bebida han hecho olvidar quién fue.

El libro comienza y termina el 12 de febrero, cuando se celebra el día de Cupido. Este día, los alumnos del instituto mandan rosas a todos aquellos que aprecian, y el número de rosas que recibas es el indicador de tu popularidad. No hace falta ser muy listo para adivinar que es uno de los días favoritos de Sam, Lindsay, Ally y Elody.

El día transcurre con normalidad: Le mandan muchas rosas, Kent McFuller –su antiguo mejor amigo, pero que se quedó estancado en su fase de friki adorable- le invita a una fiesta en su casa, ella va… Y después la atropellan.

Lo siguiente que Sam sabe, es que está en su cama por la mañana, y nadie recuerda el día anterior. Y lo mismo ocurre al día siguiente. Y al otro. Siete 12 de febrero diferentes, durante los cuales Sam tendrá que aprender muchas cosas, se verá obligada a mirarse al espejo y darse cuenta de quien es, quien pudo ser y como sus decisiones y las de otros la llevaron a ese bucle sin fin.

Para comenzar, y por mucho que parezca lo contrario, el libro no es aburrido. Puede que el mismo día se repita siete veces, pero cada día es completamente diferente del anterior, pues cada día Sam despierta con una mentalidad diferente y tomando decisiones y acciones diferentes. Es una demostración como ninguna otra de cómo nuestras acciones afectan mucho no solo a nosotros, sino también a los que nos rodean.

Los personajes son increíbles.
No son buenos ni malos. Son complejos como ellos solos, cada uno un claroscuro como sería una persona real. No puede dejar de asombrarme cuan imperfecta ha hecho Oliver a Sam, como no se ha encariñado con su personaje y la ha hecho tropezar una y otra vez, cometer errores y después la ha hecho arrepentirse de ellos. Y como, aun con todo esto –o puede que justamente por esto-, yo me he encariñado lo suyo con la protagonista.

También los secundarios son así. Lindsay más odiosa que la media, aunque real. Ally y Elody, otro tanto. Y Rob, el supuesto novio capullo, no era 100 % malo, sino que, como todos, tenía sus más y menos. El único personaje que, aunque adorable, no es realista ha sido Kent. Varios años sin hablarse con Sam, ¿y me quieres decir que aún bebes los vientos por ella? ¿Aún con lo mal que te trata? Sí, claro.

Cabe destacar también a Katie Carjullo, que demuestra que las apariencias engañan, y a Izzy, la cariñosa hermana de Sam que es más valiente que mucha gente que conozco.

La manera en que el libro está escrito es fascinante. No se parece a ninguna narración que haya leído antes. Es un libro que se te hace ameno, que rememora anécdotas idiotas e irrelevantes pero de la forma en que lo haría alguien normal, y consiguiendo con estas que nos encariñamos un poco con la protagonista. La escritura de Oliver es suave, amable, sutil, contundente, y otro montón de adjetivos que ahora no se me vienen a la mente. Vamos, que me ha gustado.

El romance, si bien por parte de Kent irreal, por parte de Sam no tengo quejas. El desarrollo es perfectamente real y entendible, haciendo que adoremos a Kent en todo momento.

El libro, excepto en momentos puntuales, carece de acción. No hay, y punto. Es un libro de pensar, reflexionar, de ver como un puñado de decisiones pueden llevar tu vida por tal o cual camino, o cambiar aunque sea los detalles más irrelevantes.

A lo largo de toda la novela, se puede percibir un matiz de tristeza, y a medida que avanza, arrepentimiento por parte de la protagonista. Es un matiz amargo, que no se va, pues la protagonista desearía haber hecho muchas más cosas o hacer de manera diferente muchas otras.

El final es, a medida que lees, esperado. Deseas que ese no sea el final, pero sabes que será así. Y, te guste o no el final, el libro en general es uno de esos que deja poso.

Y bien, ¿os he metido ganas de leer este libro? Espero que sí, porque vale mucho la pena. Y no está de más recordaros que el libro está disponible en mi Zona de Intercambio :) ¡Besos!

9 comentarios:

Claudia S. dijo...

A mi me gustó mucho cuando lo leí, tiene sus pegas, pero trae consigo una historia bonita y de reflexión. Es increible ver como los dias se repiten, pero la autora logra sacar adelante la lectura y hacerlos cada vez más diferentes :) Saludos!

Mrs Brightside dijo...

Aun no tuve la oportunidad de leer nada de esta autora. Aunque espero que no pase mucho tiempo para poder leerme o éste o Delirium, que son los libros que más me llaman de ella :)

Besotes ^^

Laura dijo...

No me digas eso sobre el final! Que yo todavía no asumo que acabe así, seguro que pasa algo que lo arregla todo ^-^

alpispa dijo...

Este libro no está mal, pero me decepcionó un poco, porque se me hizo repetitivo :P
Un besito!!

Sara dijo...

La verdad es que sí me han dado ganas de leerlo! Muy buena reseña:)
Gracias por pasar por mi blog, te sigo!

Pasarán las Horas dijo...

Que mono! Había visto la portada y me llamó la atención, pero no leí ninguna reseña todavia. Muy buena la tuya. ¡Besos!

Maggi MG ★ dijo...

Tengo muchas ganas de leerlo me llama un montón desde que salió =) un besoo

Lesincele dijo...

Ya lo tengo apuntado jeje lo que pasa es que quiero leerme primero Delirium que lo tengo pendiente en casa a ver qué tal la escritora.
Gracias por la reseña.
Un beso!

Lucía dijo...

Me encantó esta novela. Hace reflexionar.
Besos alados,
Lu

Deja un comentario