sábado, 14 de julio de 2012

Reseña Gimme a Call

Bienvenidos otro día más a mi pequeño rinconcito ^^ Hoy os voy a dejar mi siguiente reseña pendiente: Gimme a Call, publicación de Alfaguara del año pasado. Pues nada, disfrutad la reseña:


Título: Gimme a Call.

Colección: Tomo único.

Autor: Sarah Mlynowski.

Editorial: Alfaguara. 

Encuadernación: Tapa blanda con solapas, portada sencilla pero favorecedora y acorde al libro.

Sinopsis:

Devi desperdició tres años saliendo con el guapo, adorable y rompecorazones de Bryan. Tres años en los que Devi echó a perder sus amistades, descuidó los estudios, ignoró las actividades extracurriculares… Y ahora, justo antes del baile de graduación, Bryan la ha dejado y ella descubre que no le queda nada. Ni siquiera un móvil en condiciones… El suyo se le ha caído dentro de la fuente del centro comercial y solo le permite realizar llamadas a un único número de teléfono… el suyo. ¡Pero el de hace tres años, cuando tenía catorce!

Ahora se puede aconsejar sobre cómo hacer bien las cosas… No obstante, su yo de catorce años no lo tiene tan claro. A ella le gusta Bryan.

Si has de seguir los consejos de alguien, nadie mejor que tu yo futuro… ¿o no?

Reseña:

Devi es una chica que, le guste o no, ha desperdiciado tres años de su vida: Se ha pasado todo el instituto dedicada por entero a su novio, Bryan, relegando a un segundo plano incluso a sus amigas y a su hermana… Dejando de lado incluso la universidad, entrando en una tan mediocre que la hubieran cogido igual vestida de yonki y con varias suspensas. Y todo esto para que ahora, casi al final del instituto, Bryan le diga que se va a vivir a Montreal con su padre e irá allí a la universidad, por lo que cree que lo mejor es separarse e intentar funcionar separados.

En realidad, Bryan es muy buen chico y no la dejó con mala uva ni mucho menos, pero a Devi esto le da igual. Ella solo se ve a sí misma, sin novio, sin amigas, y con la sombra de su perfecta hermana recordándole que ella estudia en la UCLA, una muy buena universidad, y ella únicamente ha logrado entrar en Stulen State, que viene a ser una universidad de ultimísimo nivel.

Esto no es algo fácil de digerir, aunque en lugar de reaccionar con la ya típica depresión de otras novelas, Devi está rabiosa. Rencorosa. Ojalá nunca hubiera salido con Bryan, ojaá pudiera cambiar las cosas.

Mientras piensa todo esto, para colmo de males, su móvil se cae en la fuente del centro comercial. Y cuando logra sacarlo está roto, y únicamente funciona el botón de llamada, que siempre llama al mismo número: El suyo.

Tres años y medio antes, en su primera semana de instituto, Devi está almorzando tranquilamente con sus amigas cuando alguien la llama. Ella misma. Y tras pelear con una loca acosadora que dice llamarse Devorah Banks -¡como ella!-, cuelga sin saber que a partir de ese momento, su vida cambiará radicalmente.

Cuando la Devi mayor descubra lo que ocurre, efectuará un plan, El plan: Gracias a sus indicaciones, no solo nunca saldrá con Bryan, sino que además irá a un mejor college, hará montones de actividades extraescolares y nunca perderá a sus amigas. Quién sabe, tal vez hasta pueda ayudarlas a estas, o a su familia.

Así, las llamadas telefónicas se volverán un habitual en las vidas de ambas, su vida, y ambas utilizaran alter egos: Pipi para la menor e Ivy para la mayor.

Mientras Ivy experimenta en sus propias carnes todos los cambios que ocurren en el pasado, desde cambiar de amigas, a no tenerlas, a salir con tal o cual chico o cambiar de universidad como quien cambia de zapatos, Pipi se sentirá cada vez más cansada y superada: Tendrá algún roce con sus amigas, se verá superada por todas las actividades que Ivy la obliga a hacer y se sentirá tentada varias veces a hacer oídos sordos a las advertencias de su futuro yo con respecto a Bryan: Es decir, es guapo, simpático, adorable… ¿Por qué tiene su historia que acabar tan mal como la de Ivy? ¿No muestran los constantes cambios en el presente de Ivy que nada está escrito?

El libro es, en cierta manera, como lo imaginaba: Desenfadado, fresco y responde a una pregunta que todos nos hemos hecho alguna vez: ¿Qué pasaría si…?

Sin embargo, he de admitir que esperaba un libro mucho más romántico, pues aunque el romance tiene su importancia, no es ni de lejos tan importante como la relación que mantienen Ivy y Pipi, ese constante tira y afloja.

En cierta manera, ha sido extraño cuando interactuaban, pues parecían dos personas diferentes. Me ha caído mucho mejor Pipi, pues además de tener una paciencia de santo con Ivy y sus constantes mandatos, también era muy tierna y “hoyuelitos” *chiste privado* Aunque en ocasiones era infantil, era muy normal, se comportaba como una chica de su edad, y en las cosas importantes era sorprendentemente madura. Además, su relación quiero pero no puedo con Bryan era encantadora, y aunque desde el principio sabes que tendrá fecha de caducidad, no le resta encanto.

Y sí, lo admito, Ivy no ha sido mi protagonista favorita precisamente, pero yo soy la típica que le cojo cariño a todas las protagonistas, así que…

Toda la historia gira en torno a los cambios que Ivy le ordena a Pipi hacer y como estos trastornan, a veces a mejor, muchas otras a peor, el futuro de ambas. Con el tiempo, las ambiciones de Ivy se van haciendo más y más grandes, y veremos como a lo largo de la historia se sucede repetidamente el esquema petición-efectuación de dicha petición-cambio en el futuro-arreglo del problema/nueva petición de Ivy aún más ambiciosa.

El libro también encierra una lección, que nos muestra como no podemos intentar controlarlo todo en esta vida, y como todo reside en el equilibrio que debemos conservar en nuestras vidas. Una lección que nuestras chicas deberán aprender por las malas.

El final ha sido esperado, salvo en último capítulo. Me sorprendí mucho cuando vi que aún me quedaba uno más, pues el penúltimo capítulo era justo el final predecible que yo esperaba, y esa ligera vuelta de tuerca no solo me divirtió sino que además me gustó mucho. Un buen final, y aunque no mucho más espectacular, sí mejor.

En definitiva, recomiendo el libro. Se lee rapidísimo, yo habré tardado dos o tres días, es ligero, desenfadado, encierra una buena lección sin grandes discursos filosóficos y como plus, es tomo único. Además, les cogerás cariño a los personajes, algunos más que otros, y es una buena opción para leer si no quieres engancharte demasiado por los exámenes. Por último, recalcar que la historia de amor en el pasado es muy realista, podría pasarle a cualquier hijo de vecino.

¿Alguno habéis leído el libro? O, ¿tenéis ganas de leerlo tras la reseña? No os cortéis, decid lo que sea. ¡Besos!

10 comentarios:

Jaune Grenouille dijo...

Intentaré buscar el libro, eso de que la prota hable consigo misma me ha llamado mucho la atención. Gracias por la reseña ;)

A new beginning dijo...

No había oído sobre este libro, pero después de lo que has dicho pinta bien. Me parece una historia original. Una buena reseña! Saludos =)

Laura dijo...

Me llama muchisimo, aunque la portada no me gusta mucho xd

Akaxu dijo...

Yo le tengo muchas ganas, como lectura ligera seguro que está muy bien por lo que leo.
Besos!

••I♥[Dolo]♥I•• dijo...

Hola!
Llegué a tu blog por el grupo de FB.
Te sigo, me sigues?
Besis.

Lily dijo...

Lo tengo, pero está sin leer. Aunque tiene pinta de ser muy entretenido.

Angeles dijo...

tiene buena pinta este libro se me hizo muy interesante y comepleta tu reseña!
Gracias por la reseña.

Feliz vida

MariMari dijo...

Hola! Ya he vuelto de vacaciones así que aquí estoy devolviendo comentarios :)
Pues sí, mis sueños siempre son así de raros xD
Por cierto, tengo un sorteo activo en mi blog, por si te quieres apuntar... :)
Un beso!

albanta dijo...

Pues a simple vista me ha gustado lo que has contado. Además me gusta eso de que el final sorprenda. Desde ahora te sigo.Bss

Alison Roses dijo...

¡Me ha encantado! Acabo de terminar de leerlo. Ojalá y se hubiera quedado con Bryan era tan lindo.
Lo recomiendo c;

Deja un comentario