sábado, 8 de octubre de 2011

Reseña Vampire Academy

Mucho más tarde de lo esperado, pero aquí está: La reseña de Vampire Academy. El inicio de una de las sagas vampíricas más originales de la actualidad. ¿Os atrevéis a adentraros en St Vladimir?


Título: Vampire Academy.

Colección: Vampire Academy.


#3 Bendecida por la Sombra.
#4 Promesa de Sangre.
#5 Spirit Bound (pendiente de publicación en castellano).
#6 Last Sacrifice (pendiente de publicación en castellano).

Autor: Richelle Mead.

Editorial: Alfaguara.

Encuadernación: Tapa blanda sin sobrecubiertas, portada típica y no muy agraciada, aunque podría ser peor.

Sinopsis:

No bajes nunca la guardia...

Cuando el destino depende de ti.

Los dhampirs no pueden enamorarse. Son exclusivamente guardianes y están obligados a protegerse continuamente de las mortales amenazas de los strigoi (los vampiros más violentos y peligrosos, los únicos que nunca mueren). Esto es un problema para Rose cuando descubre que su tutor en la Academia de vampiros va a ser Dimitri, por quien se siente más que atraída. El único rival a su medida es también el único que puede ayudarla a salvar a su mejor amiga...


Reseña:

Vampire Academy es un libro peculiar. Digamos que, tras leer la sinopsis de la contraportada, decidí que no leería el libro. ¿Por qué, os preguntaréis? Por lo que prometía, o mejor dicho, lo poco que prometía: Un típico y ultra-exprimido romance prohibido entre una chica a la que se le caía la baba por el chico de turno, su mentor para más inri, del cual ni podía ni quería librarse, sobre todo para salvar a la mejor amiga en apuros. Suena típico.

Gracias al cielo, el destino quiso que hace poco más de un año, leyera una reseña preciosa del libro. Si alguien me preguntara cual fue, no me acordaría, y dudo que llegue a acordarme a menos que el destino quiera por segunda vez cruzarme con ella. El caso es, que gracias a esa reseña decidí que el libro no podía ser tan típico. Y busqué un par de reseñas más. Finalmente, acabé encaprichada con el libro, y en cuanto lo tuve entre manos comencé a leerlo, o mejor dicho, devorarlo.

En el mundo de VA, existen tres tipos de vampiros:

Primero, están los dhampirs. Son mitad vampiros mitad humanos, y su raza es originaría de la mezcla de estos. Tienen lo mejor de ambas razas, como fuerza, resistencia y agudeza de sentidos, además de que no necesitan sangre. Su problema es que por algún tipo de broma macabra de la genética, no pueden reproducirse entre ellos. Solo cruzándose con morois pueden resultar perfectos dhampir, mitad humanos y mitad vampiros. Conclusión: La supervivencia de su raza es directamente proporcional a la supervivencia de los moroi.

Los morois tampoco son vampiros de los de toda la vida; es decir, chupan sangre, aunque no matan para conseguirla. Además, son altos, delicados, les duele la luz del sol y pueden utilizar la magia. Sí, magia. Cada moroi está “especializado” (es decir, tiene la capacidad de manipular) en un elemento: Aire, agua, fuego o tierra. Y también hay morois, unos pocos, que no llegan a “especializarse”, es decir, no llegan a desarrollar poderes. Y se me olvidaba decir, que su sangre es el perfecto manjar de los strigois.

Los strigois sí son los vampiros de toda la vida: Sanguinarios y crueles, necesitan sangre para vivir y no dudan en matar para conseguirla. También son súper fuertes, súper veloces, inmortales y carecen completamente de sentimientos. Aun así, también poseen debilidades, como el no poder exponerse a la luz del sol, repeler todo lo sagrado y no poder tocar la magia. Su principal objetivo en la vida es satisfacer su sed, y si pueden con morois, mejor que mejor.

Para que los strigois no destruyan su único medio de supervivencia, los dhampirs solo tienen una opción: Convertirse en guardianes de los morois e impedir que los aniquilen. Para esto se entrenan en academias, aunque los números jueguen en su contra. La solución es que los únicos morois que tienen la seguridad asegurada son los que pertenecen a la realeza, que vendría a ser la nobleza de los vampiros.

Una vez explicado esto, puedo pasar a la trama. La protagonista es Rose Hathaway, aunque tan protagonista como ella es su amiga Lissa Dragomir. Ambas son mejores amigas desde su más tierna infancia, y huyen del lugar en el que se criaron… La academia San Vladimir. Pero tras dos años en los que solo el ingenio y la suerte las ha alejado de allí, un día ocurre lo inevitable… Un grupo de guardianes, liderado por el guapo Dimitri, las encuentra y las lleva de vuelta a aquel lugar del que escapaban con tanta desesperación. La pregunta es… ¿Por qué?

Rose es una dhampir, y por deseo de los difuntos padres de Lissa, la futura guardiana de esta. Huyó de la academia para proteger a Lissa, aunque no sabemos por qué ni de qué hasta que nos adentramos más en la novela. Es sarcástica, deslenguada, leal y muy impulsiva. Y posee una extraña conexión con Lissa: Desde el accidente de tráfico en el que murió toda la familia de Lissa y ellas estuvieron a punto, comparte una extraña conexión mental con esta, la cual le permite desde conocer sus sentimientos hasta su localización en todo momento, e incluso introducirse en su mente. Sin embargo, esta conexión es unilateral.

Lissa es una moroi de la realeza
: Pertenece a la casi extinta familia Dragomir, de la cual ella es la última descendiente. Es mucho más frágil que Rose, y depende mucho de esta, tal vez hasta un punto no sano. Sin embargo, se deja querer. Es reservada y muy persuasiva, convencería a un esquimal para que le comprara hielo. Su característica más destacable es su bondad, es incapaz de odiar a nada ni nadie, por muy mal que la traten.

Cuando vuelven a San Vladimir, ambas tienen problemas. Por su parte, Lissa deberá enfrentarse a la responsabilidad familiar de ser la única de su estirpe, sobrellevar una depresión que arrastra desde la muerte de su familia que parece ir a más y enfrentarse a Mia, la novia de su exnovio que tal vez tenga algo más en su contra que celos. Además, contará con el lastre de no estar especializada, aunque sí contará con una pequeña ayuda: La coerción, esa súper persuasión de la que hablábamos antes; un arma de doble filo con el que podrá controlar a cualquiera.

Por si no tenía suficiente se sentirá atraída por Christian, un chico con un pasado muy oscuro, aunque pronto descubriremos que es más fachada que otra cosa. Y claro, deberá intentar ignorar todos los recuerdos de por qué huyó de la academia, cosa relativamente fácil… Hasta que todo vuelva a repetirse con más fuerza.

Rose no tendrá tanta suerte como su amiga, y deberá cargar con el castigo de ambas por escapar de la academia. Se enfrentará también a chismes malintencionados e intentará cargar con todos los problemas que pueda de Lissa, ya que su conexión sumada a la fragilidad de esta hacen que sienta la eterna necesidad de protegerla de todo y todos. Por si fuera poco, también tendrá clases extra para ponerse al día con sus compañeros, impartidas por Dimitri, un guapo instructor ruso que será, además, el guardián de Lissa junto con ella cuando esta se gradúe. Sin embargo, una gran atracción se produce entre ambos, e ignorarla se hará cada vez más y más difícil…

— [...] ¿Viste ese vestido?
— Sí.
— ¿Te gustó? — No respondió, y yo interpreté su silencio como un sí—. ¿Voy a poner en peligro mi reputación si lo llevo al baile?
Respondió en voz tan baja que pude oír a duras penas su respuesta:
—Vas a poner en peligro a la escuela entera.

Sin embargo, lo que hizo huir al dúo dinámico hace dos años regresará con más fuerza. Animales muertos, intrigas sin resolver, nuevos y viejos enemigos, chismes por doquier y una amistad que debe mantenerse más unida que nunca… ¿Qué harán Rose y Lissa frente a todo esto?

Bien, veamos. Para empezar, el libro me ha encantado; si no publican pronto el cuarto, moriré de angustia. El ritmo es endemoniadamente rápido. Comienza con acción pero luego cojea, aunque esto se resolverá con soltura a medida que pasen las hojas.

Los personajes son excelentes. Rose es una de las mejores protagonistas que he tenido el placer de leer, aunque aún le falta madurar mucho en los siguientes libros. Lissa no ha caído muy bien entre el público en general, aunque yo le he llegado a coger cariño; no se por qué tanto odio contra la pobre.

Por otra parte los secundarios han sido brillantes. Ninguno es totalmente bueno o malo; son una escala de grises, como todos nosotros, y ese realismo es algo que adoro en todos los libros. Destacan Mia –la bruja que dará mucho juego-, Christian, Mason, y desde luego Dimitri, OMD!

La narración de Richelle Mead es fluida, rápida y muy cercana. Los adolescentes hablan exactamente como lo que son, adolescentes, sin caer en tópicos como la estupidez o la obscenidad. Los diálogos son una auténtica delicia, desternillantes y frescos, y las descripciones no se hacen pesadas más que al principio un poco. Estoy deseando volver a leerla pronto, tanto el resto de libros de VA como su spin off Bloodlines.

Me ha gustado mucho que, a pesar de ser Rose quien narra toda la historia, Lissa también tenga su merecido protagonismo. Tal vez me hubiera gustado ver en ella una vena más detectivesca para averiguar algo de sus poderes, pero espero que se haga fuerte con el paso de los libros.

¿Quejas acerca de la historia? Ese inicio con falta de gas, y tal vez esas últimas hojas tan rosas, a las que les hubiera hecho bien alguna revelación impactante o una escena que me dejara más ansiosa por la siguiente parte –aunque ojo, que el final me dejó satisfecha-.

También, aunque esto no es una queja sino más bien una observación, el libro es muy introductorio en cuanto a acción: No se puede decir que haya mucha. La mayoría del libro explica el universo en el que se mueven nuestras protagonistas, las relaciones que tienen los personajes entre sí –y desarrollar dichas relaciones- y explicar el misterio del pasado además de resolverlo. Acción hay, aunque hasta el casi final no se vea ninguna, cosa que en este libro encuentro reprobable.

En definitiva, un muy prometedor inicio de saga que será la nueva droga de los amantes de los vampiros, sobre todo de los diabéticos –porque no, gente, de eso no os podréis quejar: El libro tiene el azúcar justo para dejar con la miel en los labios-. Además, hay acción, diálogos directos, personajes awesome y una trama muy interesante para futuros libros.



Bueno, esto es todo por hoy. Me tengo que poner muy al día con las reseñas, cosa que prometo haré. Besos ^^

7 comentarios:

Alice dijo...

VA es perfecto en todo!! A mi me tiene enamorada!! Dmitri... es mucho Dimitri y los piques con Rose de verdad que son muy divertidos! ;)

Un consejo: no leas e tercero sin tener el cuarto, muchos y muchas como yo, morimos xD

Un besote!

poy dijo...

Tengo el segundo libro y estoy deseando leerlo ^^ Después a ver si puedo pillarme el tercero xD
Beeesos

esa estrella... dijo...

Le tengo muchas ganas a la saga ^^ Tengo que leerla >-<

besitos<3

Bubbles dijo...

Yo soy de las que me gustó pero no más, no recuerdo mucho la historia, sé que lo leí y me gustó, nada más xD así que ha pasado por mi vida sin dejar mucha huella. Un saludito ^^

alpispa dijo...

he leído los dos primeros libros y me han encantado. voy a por el tercero! xD
Besitos!!

Leara dijo...

Esta saga calló en mis manos casi de casualidad hace... pfff años y años! Y me hice fan incondicional! Yo ya la he terminado y aunque esperaba algo más del último, la suma total de la saga es de sobresaliente!!!

Ay mi ROSE! cuánto te amo! <3

Noelle dijo...

la mejor saga juvenil!!!!!!!!!!!!!!!

Deja un comentario